martes, 3 de mayo de 2016

La Transformación Digital. Reinventando las Organizaciones: Adáptate o desaparece.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL | DISRUPCIÓN | GESTIÓN DEL CAMBIO | INNOVACIÓN TECNOLÓGICA | CAMBIO DE PARADIGMAS




La Transformación Digital, es algo que cambiará, de hecho ya la está cambiando, la forma en la que nos relacionamos, la manera en cómo nos formamos y preparamos, nos educamos y aprendemos, hacemos negocios, gestionamos las empresas, prestamos nuestros trabajos y servicios, nos comunicamos, nos enfrentamos a los nuevos cambios de paradigmas y así un largo y casi interminable etcétera.



El auténtico factor decisivo en la era digital será la habilidad de las organizaciones para desarrollar culturas corporativas abiertas al cambio y la innovación, a la flexibilidad, a estructuras abiertas y a las alianzas con terceros.





LAS CINCO TENDENCIAS EMERGENTES


Automatización inteligente:


Impulsadas por la inteligencia artificial, las empresas y organizaciones reunirán ingentes cantidades de datos, sin precedente alguno en la historia y, entrelazando sistemas, datos y personas, dispondrán de soluciones capaces de cambiar a las propias organizaciones.


Fuerza de trabajo líquida:



Las empresas necesitan algo más que una tecnología adecuada; necesitan el talento necesario y las personas adecuadas dentro de una fuerza de trabajo "líquida", adaptable y permanentemente preparada para el cambio.Esto conllevará una auténtica revolución y un cambio de paradigma en la Gestión del Talento y de los Recursos Humanos.



Economía de las plataformas:


Todos los sectores económicos y sociales se están conformando en torno a ecosistemas, impulsados por plataformas digitales escalables e interconectadas, compartiendo y ampliando conocimiento.


Disrupción previsible:



Pocos negocios han llegado a captar, o siquiera a intuir, lo enormemente drásticos y permanentes que serán los cambios derivados de los nuevos ecosistemas basados en plataformas.


Confianza digital:



En la Era 3.0 la confianza lo es absolutamente todo. Los sistemas de seguridad más avanzados van más allá de establecer conceptos de seguridad tradicionales e incluyen un compromiso con estándares éticos en relación con los datos a los que se tiene acceso.


EN EL CENTRO DE LA ESTRATEGIA: LAS PERSONAS.


Conseguir el éxito en el mundo digital no es un reto que pueda superarse simplemente consumiendo más y mejor tecnología o sustituyendo al ser humano por tecnología, ya sea hardware o software.


El verdadero factor decisivo será la habilidad de una empresa para desarrollar su cultura corporativa con el fin no sólo de aprovechar las tecnologías emergentes, sino también de abrazar las nuevas estrategias de negocio que impulsan esas tecnologías.


En definitiva, su éxito dependerá de las personas.


Así lo constata el informe Accenture Technology Vision 2016.


Accenture Technology incide en la urgencia de la transformación digital.



La economía digital global representó el 22% del PIB mundial en 2015, y para 2020 alcanzará el 25%, según estimaciones de esta consultora tecnológica.






Como se puede apreciar, son datos realmente "apabullantes".




EL 'SHOCK' DE LA CULTURA DIGITAL


Lo digital está aportando cambios sin precedentes.


"Hay nuevas tecnologías y soluciones, más datos que nunca, sistemas nuevos y heredados entrelazados, un aumento de la colaboración (dentro y fuera de la empresa), nuevas alianzas, nuevas startups... Todo nuevo", remarca Accenture Technology.




Al mismo tiempo, en el mercado, los clientes digitales también están madurando. Sus expectativas de servicio, velocidad y personalización, que han cambiado drásticamente, son sólo el principio.

El auge de la Generación del Milenio (millennials) conlleva no sólo un nuevo tipo de cliente, sino también un nuevo modelo de empleado, con unas perspectivas y aspiraciones radicalmente diferentes a las tradicionales.


En paralelo, las omnipresentes tecnologías de colaboración están reconfigurando las reglas tradicionales del trabajo.


En resumen: Una disrupción laboral del talento y el conocimiento.


Estos cambios no son graduales. De hecho, el cambio se ha convertido en la nueva realidad.


El 86% de los directivos encuestados prevé que el ritmo del cambio tecnológico aumentará rápidamente en los próximos tres años.


Muchas empresas, afectadas por el impacto de la tecnología y los cambios que deben efectuar como respuesta, se encuentran temporalmente desbordadas ante la magnitud de las tareas que tienen por delante.


No obstante, una vez que hayan hecho una pausa para recobrar el aliento, deberán empezar a cambiar sus productos, sus modelos de negocio y todos los procesos que les dan soporte.


Tendrán que desarrollar nuevas habilidades y deberán adoptar formas diferentes y más ágiles de trabajar en ecosistemas caracterizados por una colaboración más flexible.



  • Las empresas ya no sirven a los clientes, sino que colaboran con ellos.
  • No compiten con sus rivales, sino que se asocian con ellos.
  • No están limitadas por las fronteras del sector, sino que las ignoran.
  • Y para que todo esto se haga realidad, es necesario invertir en las personas, en su desarrollo y en ayudarlas a adaptarse al cambio.



PILARES DEL CAMBIO


En este contexto, las metodologías ágiles pasan a primer plano, junto con tecnologías habilitadoras del cambio como el cloud computing.

Igual de importante es hacer el cambio para transformarse en una organización totalmente basada en los datos.


La consecuencia inmediata es que hay que cambiar el fundamento de la toma de decisiones en todos los niveles de la empresa.


"Lo que se necesita es que los datos se vuelvan tan omnipresentes y fácilmente accesibles que apoyen una toma de decisiones basada en la información", explican desde Accenture Technology.


De nuevo, el elemento que integra todo este proceso es la aceptación del cambio continuo por parte de las personas a lo largo de toda la empresa.






Pilares del cambio cultural corporativo

Existen cuatro pilares clave: Las empresas tendrán que poner todo su esfuerzo en forjarse para afrontar el cambio, basarse en los datos, abrazar la disrupción y estar alerta a los riesgos digitales.



Forjarse para afrontar el cambio


Moverse a la velocidad necesaria para una empresa digital significa desarrollar: nuevas habilidades, procesos, productos y formas de trabajo. Las metodologías ágiles, por tanto, pasan a primer plano.


Son imprescindibles «nuevas TI», con modelos y prácticas de DevOps para impulsar una prestación de servicios continua, arquitectura orientada a servicios (SOA) y cloud para posibilitar escalabilidades, software en modalidad servicios (SaaS) para la eficiencia, diseño de arquitecturas para la agilidad y la integración, y plataformas para la colaboración.


El elemento que integra todo ello es la aceptación del cambio continuo por parte de las personas a lo largo de toda la empresa a través de la evolución continua y el constante aumento de sus habilidades.




Basarse en los datos


Hay que transformarse en una organización totalmente basada en los datos.


Esto va más allá de disponer de mejores herramientas o incluso de mejores habilidades.


Significa cambiar el fundamento de la toma de decisiones en todos los niveles de la empresa.


En lugar de confiar en la intuición personal, la experiencia o incluso el principio de HiPPO (la opinión de la persona mejor pagada es la que prevalece), lo que se necesita es que los datos se vuelvan tan omnipresentes y fácilmente accesibles que apoyen una toma de decisiones basada en la información a lo largo de la estructura de toda la empresa.




Abrazar la disrupción


Con las personas impulsando el cambio en todos los niveles con nuevas herramientas, habilidades, hardware y software, los líderes tendrán que desempeñar un papel clave.


En lugar de centrarse principalmente en incrementar la eficiencia de lo digital, los verdaderos líderes abrazarán la disrupción como parte de su ADN corporativo, inspirando con una visión de cómo la tecnología permite llevar a cabo los procesos de forma diferente –y mejor–, por lo que el negocio puede seguir una dirección completamente nueva y antes desconocida.


La "escucha" atenta se convertirá en fundamental.


Escuchar a las personas –clientes, socios y empleados–, utilizando la tecnología como canal para profundizar en la comprensión de las necesidades, requisitos y actitudes emergentes que impulsan la disrupción.




Alerta al riesgo digital


Cambiar al ritmo que estamos observando en la economía digital también crea nuevas áreas de riesgo.


La enorme escala que proporciona al software gran parte de sus oportunidades amplifica también los problemas potenciales.


Los negocios digitales harán surgir y afrontarán riesgos a los que los negocios tradicionales nunca se han visto expuestos: nuevos parámetros de seguridad, responsabilidad respecto a la privacidad del consumidor, exigencia de un uso transparente de los datos y cuestiones relativas a la utilización ética de las nuevas tecnologías.


De forma inevitable, habrá de tenerse en cuenta el riesgo digital en todo lo que se hagan.


La seguridad, la privacidad y la ética no pueden ser sometidas a ingeniería inversa en torno a una tecnología digital.






Claves para la Transformación Digital de las Empresas


Según informa Expansión, en el marco del último Management & Business Summit en 2015, directivos de Google, LinkedIn y Coca-Cola vinieron a explicar cuáles eran, en su opinión, estas claves:

1. Dispositivo móvil. El 70% del tráfico de usuarios que navega en Internet llega por el móvil. Los hábitos de consumo están cambiando y las compañías deben analizar el proceso de compra de sus clientes para conocer sus gustos y ofrecerles lo que buscan, sin necesidad de que ellos pierdan tiempo en la navegación. El móvil es el dispositivo del futuro para hacer negocios. Por tanto, toda transformación empresarial que tienda hacia la digitalización móvil va en el buen camino.


2. Conocimiento digital. Nos tenemos que formar digitalmente, pero el conocimiento no está en las aulas. Hay miles de herramientas en la Red, lo que pasa es que hay que conocerlas. Es muy importante que las empresas compartan tiempo con emprendedores y startups, que son quienes crean ideas innovadoras en el mercado. Las PYMES, las que más dificultades tienen para subirse al tren de la nueva era online, han de acercarse a las firmas tecnológicas. Dentro de diez años, en Europa habrá más de un millón de puestos digitales que cubrir.


3. Reputación. Las empresas se mueven por proyectos, incluso, hay personas que ya no tienen un empleo fijo, sino que trabajan por planes. Así, surge la economía colaborativa, que otorga mayor flexibilidad a las compañías. En este contexto, tanto el cliente como el empresario adquieren un valor añadido, por lo que hay que cuidar la estrategia de comunicación bidireccional. Por ello, es importante trabajar la reputación profesional, así como la personal, porque ambas se fusionan.


4. Marca. La conversación de la comunidad online en torno a la marca es cada vez mayor. Por eso, la detección de fans que hablan bien de una firma es transcendental para aprovechar sus niveles de influencia sobre otros potenciales clientes. El feedback entre consumidores aumenta en la Red. Hay que vigilar los mensajes que lanza la empresa y los que se dan entre los usuarios, para saber qué piensan de un negocio. La comunicación bidireccional propicia, además, nuevos modelos de negocios.


5. Big Data. Las empresas están revolucionadas buscando datos para no quedarse al margen del boom digital. Hacen falta jóvenes especialistas en la digitalización de la información. Los datos se traducen en oportunidades económicas, según los expertos en estrategias digitales. En 2014, en España había 70.000 puestos de trabajo digitales que cubrir. Los datos son como el petróleo de la información.


6. Innovación. La innovación debe surgir de todos y cada uno de los departamentos de la compañía. Para generar nuevas ideas en el mercado, es recomendable utilizar los conocimientos de los jóvenes emprendedores. En ocasiones, la innovación surge de la cultura de prueba y error. Habría que dejar de demonizar el fracaso. En Estados Unidos se valora más el fracaso que el éxito empresarial, porque todo fallo sirve para mejorar.


7. Formato del contenido. La tendencia de la oferta de los bienes y servicios en Internet se da en formato de vídeo. Las personas ya no queremos leer, sino que nos den pequeñas cápsulas de información. Y si es en formato audiovisual mejor. El poder de un vídeo bien grabado puede cambiar el negocio de una empresa. Es recomendable hacer networking digital, crear contenidos virales y compartirlos en las redes sociales. Las empresas que crean estrategias estáticas dejan de avanzar.

Ya por último, citar que el pasado miércoles 13 de abril, en los últimos suspiros de esta ya finiquitada legislatura, la Comisión de Industria del Congreso reclamó por unanimidad una nueva Estrategia Integral para la Transformación Digital de España, y se comprometió a promover la creación de una subcomisión parlamentaria en la que estudiar medidas para desarrollar la industria 4.0, según nos cuenta Expansión.Economía Digital.

Pero todo eso ya será después, mucho después, del 26 de Junio. 


Para ir terminando, y como ocurre con todo en la vida profesional y empresarial, para adecuarse a la Transformación Digital las organizaciones han de tener una espléndida estrategia y un óptimo plan de ejecución.




A MODO DE RESUMEN



Las empresas ya no sirven a los clientes, sino que colaboran con ellos; no compiten con sus rivales, sino que se asocian con ellos; y no están limitadas por las fronteras del lector, sino que las ignoran.


La tecnología, por sí sola, no será suficiente para impulsar a las organizaciones hacia sus nuevos objetivos estratégicos.

Hay que transformarse en una organización totalmente basada en los datos.



Hay que crear culturas corporativas en las que la tecnología permitirá a las personas evolucionar, adaptarse y dirigir el cambio.



En otras palabras:


El mantra para el éxito es

«Las personas, primero» y

"Poner a las personas en el centro de la estrategia"



Para una mejor aprehensión del concepto, acompaño infografía.


"El conocimiento se fija mucho mejor con unas gotas de humor"


Para saber más:

Accenture Digital


I Estudio sobre la Transformación Digital en la empresa española


Expansión. Economía Digital


Presentación sobre Transformación Digital, con acceso a 50 entrevistas con los mayores expertos españoles en el tema


Renacimiento Digital. Blog de Moriri Cabezas en Expansión


Transformación Digital de los negocios. E-book gratuito de Foxize School


Transformación e Innovación Digital. Joana Sánchez. Íncipy

Transformación Digital. Cómo sobrevivir y prosperar

Andalucía es Digital

Así será el mundo en el año 2030 según Zuckerberg, Bezos o Gates


Transformación Digital Cádiz


Ecosistema Digital del autor





Sobre mi/About me






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada